26 marzo 2016

victorjuan en cifras

Un gran amor.
Dos hijos.
Un país al que amar D’estrelas ta estrelas.
Un abuelo que se llamaba Valentín y me decía que estudiara, que para mí había de ser. También me decía: «Hay que joderse, maño, aquí, si te descuidas, te quitarían hasta la manera de andar».
Un equipo y una copa de ferias, una recopa de Europa y seis copas del rey.
Un gol de Nayim.
Cincuenta y dos años.
Veintinueve años dictando dictados.
Diez años dirigiendo el Museo Pedagógico de Aragón.
Diez años coordinando Rolde. Revista de Cultura Aragonesa.
Veinte años sin fumar.
Un tiroides menos.
Una supratiroidea perdida en el camino.
Una pastilla diaria.
Cuatro novelas y algunos libros.
Un millón de kilómetros sentado al volante de cajas de sardinas.
Cuatrocientos noventa errores o, lo que es lo mismo, setenta veces siete. Esas son las infinitas veces que me he equivocado.

Dos mil seiscientos setenta y cinco seguidores en Twitter.